atención al cliente

10 consejos para un buen servicio de atención al cliente

Sabemos que atender a los clientes es una labor, en ocasiones, complicadísima porque hay perfiles de clientes que son difíciles de satisfacer. Sin embargo, el servicio de atención al cliente es un apartado muy importante en la empresa, lo que ha hecho que se estudie mucho sobre ello. Así que, aquí tenéis 10 consejos para tener un buen servicio de atención al cliente.

1.- Elabora un plan

Una tienda online es una empresa, por lo que tiene que tener un plan de actuación en el caso de que se den ciertas incidencias. Intenta observar las máximas posibles.

2.- Primera impresión

La primera impresión es fundamental para que el cliente afronte el trato de una forma determinada. Empieza con un saludo educado y cordial, siempre tratando de usted.

3.- Escucha al cliente

Como reveles algún síntoma de que no estás escuchando al cliente, te puedes meter en problemas porque el cliente se siente insultado y maltratado si no le escuchas.

4.- Pon en situación el problema

Esto es vital a la hora de tratar el problema del consumidor. Hay que entenderles, pero, también, hacerles entender. Hay ciertos límites que no se pueden traspasar.

5.- Sé directo, claro y educado

Muchas veces perdemos la razón por las formas, así que no os andéis con rodeos: sed claros, educados y explicarles el proceso a seguir. Preocuparos de si os han entendido o no.

6.- Muestra afecto y da conversación

Una persona fría y seca no puede estar trabajando en un servicio de atención al cliente porque el usuario quiere ser comprendido y ayudado.

7.- Usa palabras en positivo

Es decir, enfoca las soluciones o el dialogo hacia algo positivo. En vez de decir, el producto no estará disponible hasta dentro de 5 meses, di, el producto estará disponible dentro de 5 meses.

8.- Ser persuasivo, pero sin atosigar

Ser persuasivo es necesario porque queremos convencer al cliente, pero no le agobiemos, ni atosiguemos, dejadle pensar.

 

9.- Mide el tiempo y la calidad

Lo ideal es tardar poco en tratar a un cliente, pero ofrecer un trato de calidad. Esto es complicado, pero la diferencia está en saber lo que quiere el cliente o no.

10.- Trata de calmar a los insatisfechos

Os encontraréis, con frecuencia, a clientes insatisfechos que están cabreados con nosotros. Para ello, tened templanza y tratadlos con calma y sosiego, no os pongáis nerviosos.

Temas más interesantes: